La reactivación del movimiento estudiantil en Colombia – Años 2018 a 2020.

Escrito por el junio 22, 2022

Victor Ussa.

Estudiante Licenciatura en Ciencias Sociales.

Paro poder realizar un breve recuento y análisis de los movilizaciones estudiantiles ocurridas en los años 2018, 2019 y 2020 que se enmarcaron en jornadas de paro nacional, es necesario realizar un recorrido por la historia del movimiento estudiantil que tiene su primer antecedente en las movilizaciones sucedidas en el año de 1929, cuyos denuncias se centraron en la masacre de la bananeras ocurrida unos meses atrás y en el rechazo de un sistema político corrupto de favores que se denominó la “rosca”. En es mismo año fue asesinado el estudiante Gonzalo Bravo, quien se convirtió en el primer mártir estudiantil y en cuya memoria se estableció el 8 y 9 de junio como el día del estudiante caído. El segundo antecedente se puede ubicar en los primeros años de la década de 1950 cuando se crean los primeros grupos estudiantiles que le dieron un carácter mucho más orgánico a su movilización, en el año de 1954 durante el gobierno de Rojas Pinilla se presentó un proceso movilización en contra de la represión y la respuesta estatal fue perpetrar una masacre de 10 estudiantes que estaban ejerciendo el derecho legítimo a la protesta durante los días 8 y 9 de junio.

En el año de 1971 se dio un paro nacional sin precedentes, solo hasta 2020 y 2021 se presentó algo similar e incluso de mayores dimensiones, en esa ocasión (1971) logro unir fuerzas a nivel nacional con otros sectores y conquistó el reconocimiento de la autonomía universitaria. En el año de 1990 se originó todo un movimiento en favor de la creación de una nueva Constitución Política movimiento que fue liderado por jóvenes y estudiantes de todo el país.  Posteriormente y luego de un periodo de aparente calma en torno a la movilización, en el año 2011 se reactiva el movimiento que se agrupó en lo que se llamó la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), nuevamente consolidando un movimiento nacional y logrando ganancias políticas de gran trascendencia como la derogación de la reforma a la ley 30. En el año 2016 los estudiantes se manifestaron a nivel nacional en favor del acuerdo de paz logrando la reactivación del sector estudiantil que se solidarizó posteriormente con los asesinatos selectivos de líderes sociales y se manifestaron en contra de la represión policial ocurrida en el marco de la movilización social.

En el segundo semestre del año 2017, se dieron movilizaciones que lograron aglutinar a una gran cantidad de instituciones de educación superior públicas y privadas, el motivo fue el necesario aumento de presupuesto para la educación pública que cada año se ve enfrentada a la desfinanciación, que afecta la inversión en infraestructura, investigación, Bienestar Universitario, entre otros.  Mientras este era el panorama en a Universidades públicas, el gobierno impulso el programa “Ser Pilo paga”, que destinó miles de millones de pesos del presupuesto público a Universidades privadas, cuyos altos costos de matricula incrementaban dichas transferencias.

En ese mismo año 2017, el gobierno destino el presupuesto mas alto al Ministerio de Defensa, en el marco de un desescalonamiento del conflicto que esta amparado en la implementación proceso de paz.

Los estudiantes universitarios históricamente han exigido al Estado colombiano el aumento significativo del presupuesto debido a que este tiene una deuda histórica que cubrir, esta deuda tiene su raíz en los inicios los primeros procesos de educación que se empezaron a gestar posterior al periodo independentista, cuando la educación tuvo que ser asumida por las mismas comunidades y el Estado se encargó de invertir en otros presupuestos como en la guerra con la excusa de tener un contexto sumamente conflictivo.

En el primer semestre del año 2018 se realizó un encuentro distrital de estudiantes en la Universidad Distrital y de este encuentro nació la idea de realizar en la Universidad Nacional sede Bogotá, el encuentro nacional de estudiantes de la educación superior (ENEES) donde se reunieron delegaciones de una gran cantidad de universidades públicas de todo el país, durante este encuentro se planteó la necesidad de cualificar los discursos, se plantearon algunas banderas de lucha y se construyó una ruta de acción conjunta para de esta forma  generar un mayor impacto, este fue nuevamente un gran avance para el movimiento estudiantil debido a que no se realizaba un encuentro nacional desde el año 2011. Durante todo el año 2018 se presentaron fuertes movilizaciones por la educación superior, muchas universidad entraron en asambleas permanentes potenciando de esta forma un paro nacional, pero fue hasta el mes de septiembre los días 14, 15 y 16 cuando se realizó el ENEES 2.0 donde se reunieron representantes de 32 instituciones de educación superior en la ciudad de Florencia Caquetá para realizar un análisis coyuntural, un proceso formativo y lograr una mayor cohesión organizativa, fueron 3 días de duros debates y una ardua labor formativa, de este encuentro surge la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES) y se consolida el pliego unitario de peticiones para de esta forma darle inicio a un paro universitario de gran envergadura y trascendencia.

Este pliego contenía 10 puntos que buscaban poder fortalecer y dignificar la educación en Colombia, dentro de este pliego los “principales” puntos a tratar se encontraron las exigencias  por un incremento presupuestal para la educación de 4,5 billones de pesos, el desmonte del escuadrón móvil anti disturbios ESMAD, el congelamiento de las matrículas en universidades privadas, el aumento del presupuesto para Colciencias en un 100%, la derogación de la resolución 18583 de acreditación obligatoria y  la derogación de la 1470 de inspección de vigilancia. Posterior a un fuerte proceso de movilización, donde se lograron crear un sinnúmero de actividades de gran impacto y en varias reuniones donde el gobierno no mostraba voluntad de ceder sino de reprimir de forma violenta la movilización se alcanzó un acuerdo que logro que se levantara el paro pasados dos meses, los principales logros que se obtuvieron fueron; un incremento de la base presupuestal de 4.5 billones de pesos que serían entregados en los siguientes cuatro años, un aporte para poder realizar descuentos a las matrículas por las votaciones y una inversión de 1,3 billones para infraestructura y labores investigativas; de  esta forma se da por finalizado el paro estudiantil pero dejando un sin sabor en una gran parte de los estudiantes  que participaron del mismo, debido a que algunas organizaciones tomaron decisiones para levantar el paro sin lograr avances en otras áreas como el desmonte del ESMAD y el respeto a la autonomía universitaria.

En el primer semestre del año 2019 nuevamente se empieza a gestar un gran movimiento estudiantil debido a que los acuerdos logrados en el anterior paro universitario fueron incumplidos por el gobierno nacional, es por esto que se dan fuertes movilizaciones en todo el país y se intenta reactivar nuevamente la UNEES promoviendo diversidad de marchas y actividades pero el impacto y la fuerza no fueron las mismas que en el año 2018, estos debates respondieron a una crisis de representaciones lo que llevo a plantear que la estructura organizativa de la UNEES no era la más eficaz para recoger todas las reivindicaciones de los diversos sectores, sin embargo se realizó el ENEES 3.0 los días 14, 15, 16 y 17 de marzo en la ciudad de Popayán donde se planteó la necesidad de reestructurar la plataforma y la necesidad de realizar reflexiones profundas sobre la realidad nacional, de este encuentro se logró consolidar una agenda de movilización nacional que se solidarizó con el proceso de la minga que estaba en auge en este momento del año. En el marco de las movilizaciones realizadas en el primer semestre del año 2019 muere el estudiante Jhonatan Landines durante un atentado y Jhonny Rodríguez ex alumno de la Universidad del Valle en medio de un enfrentamiento con el ESMAD, muchos más resultaron heridos en este y en otros enfrentamientos.

En el mes de septiembre del año 2019 en el seno de la Universidad Distrital (UD) se descubre un caso de corrupción que permitió que lo estudiantes nuevamente tuvieran una bandera de lucha común, el exrector del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital Wilman Muñoz  según la procuraduría, realizó un mal manejo de los recursos destinados a la base presupuestal de la universidad, adquiriendo vehículos y propiedades para beneficio personal, este se convirtió en un detonante para que se iniciara un nuevo proceso  de movilización, pero esta vez más a nivel Bogotá, donde algunas universidades empezaron a contemplar nuevamente la posibilidad de entrar en paro nacional, pero no sin antes aplicar los aprendizajes logrados de las movilizaciones de años anteriores.  

El 25 de septiembre de 2019 se  da uno de los casos de violencia policial más fuertes y recientes de los cuales se tenga registro en la Universidad Pedagógica Nacional, cuando en horas de la tarde se realizó un atentado contra la comunidad estudiantil que se estaba manifestando en contra de la brutalidad policial y por el caso de corrupción mencionado en la UD, muchos estudiantes resultaron gravemente heridos en medio de la explosión y por artefactos no autorizados lanzados por el escuadrón móvil anti disturbios. De igual forma en el marco de las movilizaciones realizadas en otros sectores de la ciudad, muchas personas resultar heridas de forma directa por el ESMAD.

Por otro lado, el anuncio gubernamental de impulsar una nueva reforma tributaria provocó que centrales obreras, sindicatos, partidos y movimientos como el estudiantil se agruparan en lo que se llamó el “Comité de paro nacional” y lanzaron el 21 de noviembre como fecha para lanzarse a las calles exigiendo la derogación de la reforma tributaria, derogación de la reforma laboral, derogación de la reforma pensional y la no criminalización de la protesta social; en el marco  de este proceso de movilización fue asesinado el estudiante de bachillerato Dilan Cruz a  manos del capitán de la policía Daniel Cubillos quien estando en servicio con el ESMAD le disparó a Dilan por la espalda una escopeta “traumática”, tal como quedo registrado en varios videos del 25 de noviembre de 2019. En el marco de estas movilizaciones se suicidio el soldado Brandon Cely debido a la presión ejercida dentro de la institución debido a su apoyo al paro nacional, el día 3 de diciembre murió también el estudiante Julián Orrego en el marco de una manifestación en la Universidad de Antioquia, las protestas, marchas y manifestaciones de descontento y rechazo popular que se evidenciaron, entre otras, en los cacerolazos, y que se incrementaban día a día en todo el país, fueron interrumpidas por la pandemia provocada por el COVID 19 que llevó al confinamiento a la población. Sin embargo, los motivos que llevaron al paro nacional, no solo permanecieron, se incrementaron bajo el foco de una pandemia que puso aun más de manifiesto las profundas desigualdades sociales del país.

Enlaces para profundizar la información

https://www.lafm.com.co/educacion/el-caso-de-corrupcion-en-la-universidad-distrital-que-tiene-enardecidos-estudiantes

https://sites.google.com/view/enees2018/inicio

https://www.colombiainforma.info/como-va-el-enees/

https://www.colombiainforma.info/de-el-enees-a-la-unees-en-pro-de-la-educacion-gratuita-y-de-calidad/

https://www.colombiainforma.info/asi-se-vivio-el-enees-3-0-en-la-universidad-del-cauca/

https://www.lafm.com.co/educacion/el-caso-de-corrupcion-en-la-universidad-distrital-que-tiene-enardecidos-estudiantes


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Radio Pedagogica

Canción actual

Título

Artista

Background